DEBERES ESCOLARES O TAREAS ESCOLARES PARA EL HOGAR

Correo electrónico para realizar aportaciones :  JLIB_HTML_CLOAKING (hasta el 26 de octubre de 2018)

Según se establece en la circular inicio de curso 2018-2019 los deberes escolares o tareas escolares en el hogar tendrán como finalidad potenciar la autonomía y responsabilidad del alumnado, reforzar las actividades del aula y mejorar la comunicación con las familias, e implicarán la coordinación de los equipos docentes de cada grupo clase. Con el fin de conseguir alcanzar estas finalidades se han establecido la siguiente propuesta sobre deberes escolares o tareas escolares para el hogar.


1. Criterios generales para todas las etapas y cursos, así como para adecuar los deberes o tareas escolares para el hogar a las situaciones personales y familiares del alumnado.

- Deben diseñarse para ser realizadas autónomamente por parte del alumnado, sin que sea precisa la ayuda de sus padres o terceras personas, aunque se pueda solicitar su supervisión y control.

- Deben ser accesibles para todo el alumnado al que van dirigidas, indistintamente de sus condiciones personales y sociales.

- En los primeros cursos de la escolaridad obligatoria podrán tener un mayor componente de refuerzo y entrenamiento y, a medida que avanza la escolarización, deberán tener un carácter más investigador y motivador.

-Se ha de prever tiempo suficiente para su revisión y corrección en las clases, ya sea de forma individual o colectiva.

- La previsión de tiempo para su realización debe contemplar la totalidad de las tareas que se encargan en el conjunto de las áreas o materias, evitando en todo caso su acumulación. El volumen o tamaño de la asignación total deberá estar ajustado a la edad y circunstancias educativas del alumnado.

- Se procurará dejar un tiempo final en clase para realizar o comenzar a realizar los deberes encomendados para ese día.

-Cuando la familia así lo comunique o sean conocidas circunstancias familiares y/o personales singulares, el profesorado flexibilizará los plazos de realización de las tareas o deberes escolares así como el volumen y otros aspectos que se consideren necesarios.

- Cuando un deber o tarea requiera la utilización de medios diversos como la utilización de equipos informáticos o el acceso a Internet, el profesorado deberá asegurar la disponibilidad de todo el alumnado a los mismos, bien facilitando espacio y lugar en el centro o bien por otros medios que se establezcan.

 

2. Coordinación de los deberes o tareas escolares para el hogar (procedimiento e instrumentos establecidos).

- Los trabajos se anotarán en el calendario que hay en cada aula, junto con los exámenes, dejando reflejado el día en el que se ha mandado el trabajo y el día en el que debe ser entregado. Cada profesor o profesora, cuando vaya a pedir otra de estas tareas, consultará dicho calendario y lo organizará para que no se acumulen .

- Las tareas y deberes diarios, el profesorado de cada equipo docente entregará al tutor o tutora una previsión – estimación de las actividades diarias, con un tiempo estimado de duración. Estos datos serán analizados en las reuniones de coordinación de tutores con Jefatura de Estudios y Orientación; con esos datos, el tutor o tutora correspondiente, junto con orientación y jefatura de estudios, podrá proponer cambios organizativos si se estiman necesarios, de forma que la carga diaria para el alumnado sea adecuada.

-Los deberes y tareas diarias serán anotadas en un libro de registro por cada profesor o profesora en la sesión de clase; este libro estará a disposición del profesorado en el aula. Esto permitirá conocer a todo el profesorado las tareas que se han encomendado al alumnado.

- Los deberes y tareas escolares serán anotados por el alumnado en la agenda del curso que les facilita el centro para que sirvan de recuerdo al alumnado en su casa sobre los deberes diarios y de información a las familias sobre las tareas y/o deberes que el alumnado debe realizar en el hogar.

Cuando concurran circunstancias especiales que imposibiliten la realización de las tareas y/o deberes encomendados las familias lo reflejarán en la misma agenda, firmando la nota, que el alumno o alumna deberá enseñar al profesor que corresponda.

- Será el alumnado de cada clase encargado de comunicar al profesor de cada materia si esa tarde concurren circunstancias que pueden limitar el tiempo de dedicación a las tareas diarias en el hogar, como la preparación de exámenes o trabajos; en ese caso el profesor o profesora de la materia valorará no pedir deberes ese día o encomendará tareas con menor tiempo de realización del inicialmente planteado.

3. Racionalización de los deberes o tareas escolares: periodicidad, tiempos diarios/semanales recomendados en función del curso y de la etapa, evitando en la medida de lo posible el encargo de deberes o tareas escolares para períodos de vacaciones.

En ESO: - Ninguna materia planificará deberes diarios con una estimación de dedicación por encima de los 20 minutos diarios. Se recuerda que esto podría suponer dos horas de dedicación máxima, aunque normalmente habrá sesiones de clase sin deberes para casa, o con menor tiempo de dedicación.

-Además de lo anterior, no podrán coincidir en la misma semana la presentación de más de dos trabajos siempre que el periodo dado para la realización de los mismos sea el mismo.

-En los periodos vacacionales no se encargarán actividades que requieran un tiempo de realización superior al ordinario, exceptuando las vacaciones de Navidad y Semana Santa.

En Bachillerato: - Ninguna materia planificará deberes diarios con una estimación de dedicación por encima de los 30 minutos diarios.

En los periodos vacacionales no se encargarán actividades que requieran un tiempo de realización superior al ordinario, exceptuando las vacaciones de Navidad y Semana Santa.

 

4. Colaboración en la planificación con las familias.

Se enviará información a las familias mediante circular informativa sobre el procedimiento que se estima seguir en relación a los deberes y tareas escolares, alentando a que éstas aporten sugerencias al procedimiento a seguir con los mismos mediante escrito presentado en el centro o mediante correo electrónico que se creará para ese fin.

5. Procedimiento de seguimiento y evaluación de la puesta en práctica de los criterios generales establecidos.

Seguimiento y evaluación inicial: Se hará un seguimiento inicial de la carga estimada de deberes escolares a través de la información que presente el profesorado de cada grupo al tutor o tutora. Dicha previsión se revisará en una reunión de coordinación de tutores con Orientación y Jefatura de Estudios. En caso de que se estime preciso, se realizarán las correcciones oportunas.

En concreto se revisarán las tareas estimadas por cada día de la semana, según el horario del grupo; si se observara que pueda haber más acumulación de tareas en un día en concreto se informará al profesorado de ese día para que se ajuste al mínimo necesario el tiempo de dedicación a deberes y /o tareas escolares de ese día de la semana.

Seguimiento y evaluación continua: En las sesiones de tutoría con el grupo el tutor o tutora recabará información sobre los deberes o tareas escolares propuestos por el alumnado para la semana, recogiendo las incidencias y canalizando las soluciones al mismo.

En las REDES se incluirá el seguimiento de tareas y deberes en relación al cumplimiento de los acuerdos adoptados; además se recogerán las aportaciones del tutor o tutora y del alumnado, bien con sus aportaciones directas en la misma reunión o a través del tutor.

En las evaluaciones trimestrales del Consejo Escolar, Claustro y CCP se analizarán y valorará el procedimiento seguido, incluyendo si fuera necesario las modificaciones oportunas.

Evaluación final: Habrá una evaluación final como parte del procedimiento general de evaluación del curso, incluyendo este aspecto. Se incluirá en la memoria final de curso.

 

Anuncios